fbpx

Cruzando fronteras por un sueño!

Cruzando fronteras por un sueño!

Cruzando fronteras por un sueño!

Soy de aquellos soñadores, de esas personas que nunca se rinden hasta conseguir sus objetivos. Quienes me conocen saben que he estado luchando y mejorando día a día por poder lograr mi sueño de visitar otros países.

Para algunas personas, esa es su realidad, tener que dejar su país natal para luchar por sus sueños, por ser mejores personas, porque las oportunidades estuvieron en otro sitio.

Con gran admiración  y buscando inspiración e instrucción, pedí a algunos grandes artistas nos contaran un poco de sus experiencias al cambiarse de país, conocer como son sus nuevas vidas, y aquí está lo que nos comparten.:

 

paulina
Paulina Zamora

 

Yo conocí el pole mientras estudiaba artes en Paris, en donde viví por 4 años, pero solo conocí el pole hasta en mi último año en esa ciudad. A penas podía comprar paquetes de 8 clases que me duraban los 6 meses, pues las clases eran muy caras, y yo como estudiante no tenía suficiente dinero.

 

Al regresarme a El Salvador llevé conmigo un pole desde Francia, y lo instalé en mi casa. Pasé un año entrenando en casa completamente sola, pues en El Salvador no existian escuelas de pole. Por lo mismo no dudé en irme a NY cuando me aceptaron en el workstudy program de Body and Pole.

 

Vivir en NY fue grandioso pero igual de difícil. Para obtener visa de estudiante me inscribí en una escuela de danza que me requería recibir 12 clases a la semana, a parte de eso trabajaba como workstudy en B&P, y para poder terminar de costearme la vida trabajaba de mesera en un restaurante francés.  Fueron dos años extremadamente intensos, era difícil meter las clases de Pole, las horas de workstudy, las horas de mesera, y las horas en la escuela de danza en una sola semana, fue extenuante, pero aprendí y crecí muchísimo. Nueva York definitivamente es una ciudad para gente perseverante y con deseos de llegar lejos en la vida.

 

Dos años después decidí moverme a Buenos Aires, la razón, sabía que Sudamérica tenía un buen nivel en pole y deseaba aprender de los sudamericanos. Llevo un año y medio en BA, y no se cual ni cuándo será mi próximo destino. Lo único que sí sé, es que viajar me ha hecho crecer como pole dancer, profesional, pero sobre todo como ser humano, pues aunque se vivan cosas difíciles lejos de casa, no existe nada más enriquecedor y deseo hacerlo hasta que la vida me lo permita

 

markoMarko Daza

 

En septiembre del año 2015, después un año completo de conversaciones con una de las escuelas mas emergentes del norte de Italia, tomé la decisión de iniciar una vida nueva en este país, después de haber pasado por casi por todas las competencias en Sudamérica, me quise reinventar y tomar este gran desafío no solo para crecer en lo económico, sino en lo atlético y como persona. Tuve que aprender velozmente el idioma y entrar rápido en sus costumbres, cosa que no se me hizo muy difícil ya que las personas que me he encontrado en este camino son maravillosas. En Chile dejé una Academia, mis alumnas y mis amigos, pero por sobre todo mis inicios en el Pole que fueron años inolvidables y hermosos que recuerdo con mucho afecto. Desde que estoy acá he podido avanzar bastante y mas de lo que imaginé, he recorrido los 5 continente y en un año he estado en el podium en Espana, Singapore y Grecia. También la comunidad italiana de Pole Dance me ha acogido muy bien de lo que estoy muy agradecido. Pero mas que los trofeos que he ido avanzando puedo decir que mi mayor logro es que me convertí al 100% en un verdadero atleta con todo lo que ESO implica: sacrificio, esfuerzo, disciplina, desprendimiento, aceptación, integración, y sello personal. Actualmente formo parte de la comunidad italiana de Pole pero siempre seré Sudamericano, siempre representante de mi Chile querido por el mundo, llevando mi Pole itinerante por cada camino diverso que me toque atravesar. No es fácil, pero se puede! Yo no elegí convertirme en atleta, la vida Eligio por mi!

 

yatzinYatzin Kosom

 

Yo vivo en Alemania desde hace dos años. Aquí, cuando la gente me pregunta de dónde soy y les digo que de la Ciudad de México, siempre se sorprenden y me preguntan cómo fue que vine a dar hasta acá y entonces les cuento la historia…

Me parece que todo comenzó hace alrededor de 4 años, cuando viví algunos meses en Portland Or. en Estados Unidos. Cuando regresé a México, tenía la inquietud de probar algún otro lugar por más tiempo… Claro cambiarse de país no es tan sencillo como pensarlo y comprar un boleto de avión, así que estaba un poco perdida y comencé a investigar y a platicar con mis amigos que vivían fuera del País.

En ese tiempo, cuando estaba yo investigando y checando dónde y qué, una amiga alemana estuvo de visita en México, comimos juntas una tarde y le platiqué lo que estaba yo planeando. Ella me invitó a visitarla para tomarme un “tiempo fuera” y pasear por Europa para aclarar mi mente un poco. Pensé que era una buena idea y compre un boleto de avión a Colonia.

Mi amiga también hace pole, y me pregunto si yo estaría interesada en dar talleres mientras estuviera por allá, le dije que si y ella habló con la dueña del estudio donde entrena y se organizó todo.

Llegue a Alemania por un par de días, me fui a París y a Bélgica a visitar amigos y a despejar mi cabeza de todos esos rollos que traía en los últimos meses… Después regrese a Colonia y di tres talleres un par de días antes de volver a México.

Un día antes de volver, la dueña de ese estudio hablo conmigo para preguntarme si yo estaría interesada en volver para dar clases ahí por un año. Quede un poco sorprendida con la oferta. Era por un lado lo que yo estaba buscando, pero por otro, no estaba segura si yo me iría a vivir a Alemania! Jajaja. Con un idioma tan diferente y tan complicado, con el clima tan feo! Y la gente tan seria!

Pues entonces le agradecí mucho su oferta pero le dije que tenía que pensarlo.

Volví a México y pues… Lo pensé! Un par de meses más tarde tenía yo todo, mis papeles (miiiiiiiles de papeles) para trabajar por un año en Alemania. Al término de ese año, me pidieron que me quedara más tiempo y me llegaron más ofertas de trabajo. Así que ahora tengo una visa como free lance y la verdad es que estoy muy contenta viviendo y trabajando aquí. Cuando te acostumbras, el clima no es siempre tan feo ni la gente es tan seria!

En estos dos años he pasado por muchas cosas, momentos de mucha alegría y satisfacción y otros muy difíciles. Dejar a tus amigos y familia y el país y lugares que han sido tu casa por años y años para irte a un lugar cruzando el mar, con una maleta y la total incertidumbre de que pasará, no es fácil. Cuando llegué no entendía nada, ni los anuncios en la calle ni a la gente… NADA! Me perdí mil veces tratando de llegar a alguna parte, me cansaba de traducir y hablar en otro idioma todo el tiempo durante el primer año hubo momentos en los que me sentía muy sola. Pero siempre hubo algo que me hacía ver las cosas buenas y cambiar mi punto de vista.

Alemania es súper bonito… yo llegue en otoño, y actualmente, sigue siendo mi estación favorita por acá, los colores, los paisajes, los castillos. Hay mucho orden y es un lugar muy seguro. Vivo muy tranquila.

Me gusta mucho dar clases aquí, he hecho nuevos amigos y el pole está creciendo muchísimo! Actualmente doy clases de pole, de aro y telas aéreas y de flexibilidad y contorsión. O sea, que doy clases de todo lo que me gusta. Eso me hace muy feliz!

En estos dos años he tenido la oportunidad de dar talleres en muchos lugares como Zurich y Chur en Suiza, dos Pole Camps en España, UK y en diferente ciudades de Alemania. En cada uno de ellos he conocido gente súper linda.

Lo que más extraño de México son las bromas. Aquí te ríes mucho también, con tus amigos y la gente, pero el humor es diferente… Extraño la comida, pero poco a poco he encontrado lugares donde conseguir casi de todo y aprendí a cocinar de todo. Ahora se hacer tortillas, pozole, salsas…

Cuando pienso en México me da mucha nostalgia, intentaré ir al menos una vez por año a visitar a mis amigos y familia.

UPArtists

UPArtists

comments
  • Avatar

    How about a photo credit on the top photo? Photograph by Christopher Donald chrisdonald.net. Taken at the 2016 Pole Expo Pole Classic.

  • Comments are closed.

    Create Account



    Log In Your Account