By: Nina Zamora

 

“Si se viste así se está faltando el respeto ella sola…cómo espera que la respeten los demás?”

“Si baila y se mueve de esa manera tan provocadora seguro se la está buscando.”

Qué común es escuchar frases como éstas, y qué triste que la mayoría de las personas concuerde con ese pensamiento. Antes, creo que debemos cuestionarnos el porqué de dichos pensamientos. Si una mujer está vestida de una manera determinada, eso significa que ella quiere, desea, busca y merece que se le “cosifique” y se le falte al respeto?

Si una mujer está vestida de una manera determinada, eso significa que ella quiere, desea, busca y merece que se le “cosifique” y se le falte al respeto?

Existe el argumento de que las mujeres, de manera inconsciente, puesto que son actitudes tan “normalizadas,” invitan a esta objetificación que tanto rechazan, la alimentan al mostrar sus cuerpos al público masculino. Esto sólo supone de que al ser no conscientes de dicha invitación, son totalmente carentes de juicio y capacidad de análisis de su propio comportamiento, una suposición que desvalúa por completo a la mujer.

Para prevenir esta objetificación intentamos censurar el cuerpo de la mujer bajo códigos arraigados a una doble moral. En consecuencia terminamos inculcando a las niñas a sentir vergüenza de sus cuerpos, hacemos de su sexualidad un tabú, ya que ambas no le pertenecen. Las niñas crecen bajo un régimen dominado por el pensamiento del macho, quien expropia su sexualidad incluso antes de nacer.  Es ese mismo régimen quien decide cuándo “sensacionalizar” o cuando “demonizar” nuestra sexualidad, pues desde siempre, las mujeres hemos tenido permiso para expresarnos como seres sensuales y/o sexuales solamente y únicamente cuando es dirigida por y para “ellos.”

En el momento en que las mujeres deseamos reconquistar esa sensualidad arrebatada se nos incrimina, y se nos tilda de “zorras.” Incluso, las denominadas ¨feministas¨, quienes suponen defender los derechos y la libertades de las mujeres, ven en estos actos, una declaración de autoirrespeto si las mujeres mostramos ese poder. Es que acaso ser feminista significa ser äsexuada¨?

Pero qué tal si se inculcara a las nuevas generaciones a reconocer en una mujer a un ser humano merecedor de respeto y dignidad, independientemente de su vestimenta?

 

Las raíces de este fenómeno son profundas, porque obedecen a patrones de pensamiento adquiridos desde edad temprana. Pero qué tal si se inculcara a las nuevas generaciones a reconocer en una mujer a un ser humano merecedor de respeto y dignidad, independientemente de su vestimenta? En otras palabras, si determinada vestimenta impide que un hombrele de valor a una mujer, la culpa obviamente no es de la mujer, creo que la belleza, así como la perversión, está en el ojo de quien la mira, por tanto, censurar imágenes que provocan pensamientos perversos es sólo maquillar el problema, y de esta forma permanecerá hasta que no se trabaje en sus raíces más profundas.

Todos estos prejuicios sociales en contra de las mujeres me llevan a contextualizar este fenómeno dentro de un salón de clases de Pole Dance, una disciplina que se abre paso a golpes entre estigmas y tabúes y donde cada vez más convive un grupo heterogéneo de mujeres. Algunas de mis alumnas son abogadas, otras madres de familia, estudiantes… todas encontrándose en el mismo salón, unas, persiguiendo un cuerpo más tonificado y fuerte, otras, buscando un reto o simplemente explorando su propia feminidad…y así, cada una motivada por algo diferente, terminan todas encontrando algo que no estaban conscientes de haber perdido, o de siquiera haber tenido, “aceptación propia.” Es el ambiente inclusivo, sin prejuicios ni etiquetas, el que permite ese encuentro consigo mismas, y ese extraño sentido de pertenencia, apoyo y compañerismo en el que conviven explorando las capacidades de sus cuerpos y su identidad.

Dentro de una clase de pole dance existe una exploración tanto artística, como del movimiento corporal, así como en cualquier otra clase de danza, ellas aprenden a redescubrir la capacidades de su cuerpo, y como consecuencia a aceptarlo con orgullo. Reconectan y redescubren una sensualidad que desconocían que les pertenecía. Aquella vergüenza por su sexualidad que de niña se les inculcó, sin darse cuenta, desaparece. Esta liberación es un grito de independencia, retoman el poder de aquello que les fue emancipado sin haberse dado cuenta, una sana relación con su sexualidad y con su cuerpo.

 

Para más noticias de la última pole, haga clic aquí

 

SPANISH
United Pole Artists Noticias del Pole es un lugar donde noticias de alrededor del mundo acerca del pole son compartidas . UPA y UPA Bloggers escriben y/o recopilan noticias e historias para ti para que no te pierdas de nada .  Tienes algo que incluir a esta historia? No necesitas suscribirte para dejar un comentario. Haznos saber lo que piensas acerca de estas historias . Nos encantaría saber de ti!

Noticias ,artículos ,entradas del blog y/o otras historias no reflejan necesariamente la opinión de United Pole Artists LLC.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY