Artículo por Paulina Zamora.
Muchas veces me preguntan si pienso que el pole te puede ayudar a mejorar tu relación con tu pareja. También me preguntan si es verdad eso de que el pole te mejora el autoestima y te vuelve una persona más sexy. Mi respuesta a todas estas preguntas es un rotundo y enorme SI, pero no por las razones que esperarías.
Como profe de pole  no te puedo prometer que voy enseñarte a bailar sexy con la barra, porque ni siquiera yo estoy segura de cómo se hace, y personalmente no es el estilo que yo practico, pero por varias otras razones si puedo prometerte que al practicar pole te vas a convertir en una persona más sexy, seas hombre o mujer.
Todos escuchamos decir que con el pole fitness se tonifica el cuerpo, y eso es lo que todos quieren no? Eso es  todo lo que te hace falta para ser una persona sexy.  Pero, en verdad es así?
Existe una hermosa frase que dice “Amo mi cuerpo, no por como luce, sino por lo que es capaz de hacer.”   Muchas veces nos recriminamos por como lucimos, nos intimida nuestro propio cuerpo por esos rollitos que tanto odiamos. Frente a tu espejo podría estar parado tu mayor y más cruel “bully”.
Tu cuerpo nunca fue tu mejor amigo, hasta que un día, en tu primera clase de pole decidieron presentarse, y comenzar a conocerse. Hasta entonces te diste cuenta de todo lo que eran capaces de hacer trabajando juntos.
En clase de pole aprendes figuras y ejercicios que jamás pensaste que vos, a tu edad, con un par de libritas de más, y nunca habiendo sido atleta, lograrías hacer. Y si bien, mírate ahí, a cual gimnasta, de cabeza, con el cuerpo en el aire imitando una hermosa figura de ballet. Quién lo hubiera dicho no?!  Eras mucho más capáz de lo que jamás pensaste. Por todo esto, comienzas a agradecer y a amar tu cuerpo. No te diste cuenta ni cuándo ni cómo, pero de repente te das cuenta que te sientes cómoda en tu propia piel. Ya no te avergüenza, lo único que sientes es amor y orgullo.
Lograr nuevas y sorprendentes cosas cada día te hace realizar la infinidad de tus capacidades, por lo que trabajas en tu autoestima como pocas otras cosas lo lograrían hacer. Por otro lado, siempre hay algo nuevo que aprender, el pole jamás se volverá monótono. A medida te vas volviendo más fuerte, más ágil, más flexible, tus capacidades se van haciendo mas grandes, y también tus aspiraciones .La sensación del logro es tan satisfactoria que se vuelve adictiva, y sin darte cuenta te volviste en otra loca apasionada del pole. Pasas a formar parte de una unida y hermosa comunidad de hombres y mujeres desafiantes a los convencionalismos, y que aman los desafíos.
Qué tiene todo esto que ver con que si seré más sexy? No hay nada más sexy que una persona con un autoestima fuerte y que proyecta seguridad en si misma. No hay nada más sexy que una persona que ama y cuida su propio cuerpo,
pues como efecto colateral comienzas a mostrar interés por tu salud. Quieres sentirte bien para mejorar en el pole que tanto amas. Sabes que más es sexy? Las personas apasionadas, las personas que viven sumergidas en sus pasiones con determinación, convicción, aspiración, aquellas personas que defienden sus creencias con firmeza.
Finalmente, y como un efecto colateral que no hace daño, comienzas a verte tonificada, la razón por la que en un principio iniciaste con el pole.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY